Más allá de ser comunidades de interacción de millones de personas, conoce su origen y cómo convertirlas en una herramienta eficaz para crecer tu negocio.

Por Leo Peralta

¿Cuál es la primera empresa en la que piensas cuando escuchas redes sociales? Es muy probable que tu respuesta sea Facebook y su fundador, Mark Zuckerberg. Aunque también quizá pensaste en Twitter o hasta en TikTok.

Pese a que nos parezca un término nuevo, podemos afirmar que el concepto de redes sociales es previo a la existencia de internet e incluso, de la tecnología digital.

En la década de 1930, el psicólogo alemán, Wolfgang Köhler, comenzó a explorar las interacciones entre grupos de personas. Mientras que 30 años más tarde el antropólogo británico, Alfred Reginald Radcliffe-Brown, propuso usar herramientas matemáticas para analizar dichas interacciones, refiriéndose a ellas como una red de relaciones sociales.

La historia de las redes sociales

Desde el punto de vista científico, una red social es el cúmulo de interacciones que se generan al interior de una comunidad cuyos miembros intercambian información o se relacionan entre sí. Esto pudo haberse quedado como un asunto de sociólogos y matemáticos; pero internet puso este concepto en la boca (y en las manos) de todo el planeta.

Hacia finales de la década de 1970 e inicios de los años 80, aparecieron servicios como Usenet o los Bulletin Board System (BBS), que usaban internet para que grupos de usuarios pudieran reunirse en salas de conversación de interés general. Incluso, algunos de estos servicios permitían enviar imágenes y videos, toda una proeza tecnológica cuando las conexiones a internet tenían velocidades de milésimas de Megabit por segundo.

Sin embargo, no fue sino hasta el año 2003 cuando apareció MySpace, un servicio de conectividad con las características de las redes sociales que conocemos hoy:

  • Permiten a los usuarios crear perfiles donde pueden publicar mensajes y contenido audiovisual.
  • Ofrecen la posibilidad de adherirse a los perfiles de otras personas e interactuar con mensajes.
  • Habilitan canales de comunicación (foros, salas, canales), los usuarios pueden conversar e intercambiar información.
  • Son de alcance global, pues a ellas están suscritas millones de personas en numerosos países.

Ventajas de utilizarlas

En un principio, muchos se preguntaban ¿para qué sirven las redes sociales? Después de sus inicios como sistemas de convivencia y entretenimiento, con el tiempo se han convertido en poderosas herramientas de comunicación y de mercadotecnia, creando mercados millonarios.

Tan solo el análisis de lo que sucede en las redes sociales (social media analytics) es un mercado con un valor estimado en alrededor de 3,500 millones de dólares (MDD) hacia 2020.

Actualmente, las redes sociales son una telaraña compuesta por infinitas conversaciones y que representan una oportunidad para que tu empresa:

  • Llegue a más mercados (incluidos los internacionales).
  • Interactúe directamente con los clientes.
  • Haga nuevos socios.
  • Disminuya costos de comunicación.
  • Digitalice sus procesos.
  • Se profesionalice.
  • Lo principal: generar ganancias.

¿Cuál es la ideal para tu negocio?

Hay una decena de redes sociales que merecen ser contempladas para formar parte de las herramientas de tu estrategia de mercadotecnia. Aunque dependerá de tus productos o servicios, tu público objetivo y clientes potenciales, para que determines cuál o cuáles elegir.

Lo más importante es definir el mensaje que quieres dar por medio de estas comunidades digitales. Por lo que, si estás preparando tu próxima campaña, reúnete con tu equipo de mercadotecnia para planear en qué redes sociales quieren tener presencia: Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter, TikTok. O bien, alguna otra opción que consideren explorar.

Si buscas más herramientas digitales para interactuar con nuevos públicos y conquistar más mercados, navega por el blog de Uniclick. Seguramente encontrarás soluciones y oportunidades para crecer tu empresa.

Opciones de redes sociales además de facebook y twitter